Porqué Xoxocotla le entregó la vara de mando a Andrés Manuel

Por Francesco Taboada Tabone

Este artículo lo publicó La Jornada Morelos el 14 de enero de 2012:  http://www.jornadamorelos.com/2012/1/14/cultura_nota_05.php

Incluye video en: http://www.youtube.com/watch?v=6O-Jr-hojM8

La entrega de la vara de mando a Andrés Manuel López Obrador en Xoxocotla es un símbolo de la más alta responsabilidad en el estado de Morelos. Las varas de mando, además de otorgar al portador la distinción propia de una autoridad reconocida por su pueblo, son también portadoras de suerte y habilidad política. Para entregarla, estuvieron presentes, Juan López, delegado municipal y los guardianes tradicionales y culturales de esta legendaria comunidad acompañados del Consejo de Pueblos de Morelos que representa a sesenta y tres comunidades del estado. Fieles a su ideología antipartidista, los indígenas descendientes de los tlahuicas invitaron a los precandidatos de los distintos partidos que apoyan a Andrés Manuel a no participar en el evento y retirarse. En cambio, los artesanos cueteros fueron la sensación pues la visita “del que tiene la palabra” parecía un festejo de año nuevo; y de alguna manera esta jornada representa una nueva etapa en la relación de los pueblos indígenas de Morelos con el sistema político. Rodeado de copal, flores de cempoaxochitl, oraciones en náhuatl y los milenarios xochimamaxtles, el candidato a la presidencia de la República selló una alianza de la cual no podrá desdecirse nunca. Quien recibe la vara de mando en Xoxocotla tiene un compromiso de por vida y para la historia.

Xoxocotla es una comunidad caracterizada por su incontestable lucha en la defensa de su autonomía. Ha enfrentado al poder establecido desde la llegada de los españoles. Su tradición oral registra hechos simbólicos, como la estancia en el pueblo del último tlatoani azteca, Cuauhtémoc, que les otorgan elementos para destacar su compromiso guerrero. Su historia reciente los liga con otras figuras libertadoras como Zapata y Jaramillo. Xoxocotla ofrendó varios hombres a la revolución zapatista: los veteranos Longino Rojas y José Jiménez, fueron autoridades tradicionales y guardianes de la tradición oral de la comunidad después de la lucha armada. José Solís murió peleando contra el gobierno en las filas jaramillistas. En los treinta Xoxocotla selló una alianza con el candidato presidencial Lázaro Cárdenas quien se comprometió a trabajar junto con el pueblo para canalizar el agua del manantial Chihuahuita que hasta ahora abastece de agua potable y de riego a trece pueblos. Esa alianza fue honrada recientemente cuando los mismos trece pueblos se alzaron en contra de la decisión del gobierno de Marco Adame de otorgar permisos a constructoras y fraccionadores para extender la mancha urbana sobre los linderos de la Reserva Estatal Sierra de Montenegro, poniendo en peligro el abastecimiento de agua de los manantiales Chihuahuita, El Salto, El Zapote y Santa Rosa. Xoxocotla ha sabido defenderse de proyectos privados y gubernamentales que atentan contra su soberanía territorial como lo demostró la férrea oposición al aeropuerto, al impuesto cacahuatero, a la escuela Cheverías y a la expropiación de tierras para fraccionamientos en el lago de Tequesquitengo. Desde 1974 unen su lucha con la de los pueblos indígenas de Chiapas y desde 1994 son base de apoyo del EZLN. Recientemente el movimiento de los Trece Pueblos en defensa del agua, el aire y la tierra y la creación del Consejo de Pueblos colocó a Xoxocotla en la vanguardia progresista del estado.

Recibir a Andrés Manuel tiene un enorme significado socio-político para nuestra región, pero sobre todo, genera un significado ritual ligado a la esfera del tiempo y espacio y a la cosmovisión de los pueblos originarios de Morelos. Efectivamente Andrés Manuel debe tener colección de bastones de mando que le son entregados por comunidades que depositan en él sus anhelos y deseos de cambio verdadero. Andrés Manuel ha viajado por México, ha conocido los pueblos indígenas y sabe que son la reserva cultural y depositarios de una enorme carga de dignidad que en las ciudades el sistema nos ha arrebatado. Es bajo la perspectiva de esta experiencia que este líder político acepta recibir esta distinción y su significado. Los pueblos indígenas no permiten la traición, y menos Xoxocotla. Ellos han sabido sobreponer su dignidad sobre tratos o negociaciones que mermen su proyecto civilizatorio. Por eso Xoxocotla se solidarizó con el movimiento magisterial de bases y recibió a cambió el ataque de la policía y el ejército que en el 2008 utilizó gases prohibidos por la Convención de Ginebra para combatir y torturar al pueblo.
Como lo recordó Marco Tafolla, trovador y guardián cultural de Xoxocotla en el templete construido en la cancha para recibir a Andrés Manuel, “Esta visita es para nosotros comparable con la que hace varias décadas nos hizo el candidato Lázaro Cárdenas.” Por eso también Andrés Manuel al llegar a la entrada del pueblo saludó con respeto y luego con un cariñoso abrazo a don Saúl Roque, representante del Consejo de Pueblos de Morelos y defensor del manantial Chihuahuita. La vara de mando que Andrés Manuel recibe significa el aval de Xoxocotla y su reconocimiento como única vía política dentro del sistema impuesto. A pesar de ser un pueblo zapatista y por lo tanto resistente a la falsa vía democrática-partidista como real oferta de cambio, el Consejo de ancianos sabe que para alcanzar la emancipación es necesario pasar por el proyecto de nación de López Obrador; es decir, la presidencia de Andrés Manuel es el paso anterior a la verdadera democracia basada en los principios zapatistas de libre determinación de los pueblos.

video: http://www.youtube.com/watch?v=6O-Jr-hojM8

AMLO recibe vara de mando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.